Salta 1943

Lindos recuerdos de la abuela Eva, haciendo sus famosas empanadas de carne cortada a cuchillo. Esperábamos el domingo para disfrutar de ellas en la vieja casona de San Lorenzo. Desde lejos se sentía el olorcito a carne con ají, verdeo y pimentón...
Que ricas!!! Tenían el amor de la empanada casera que aún hoy permanece en su aroma, en su gusto, en su sabor primitivo. Hoy como ayer el Fortín Salteño del barrio de Nuñez sigue brindando las mismas empanadas de la abuela, como así también sus exquisitos locros, humitas y auténticos tamales, para finalizar con los sabrosísimos pastelitos de membrillo o batata, con el mismo amor y calidad artesanal.

 

 

 

 



La atención personalizada por parte de sus dueños, orgullosos de su tradición familiar salteña, hacen productos exquisitos para su paladar. Pasaron sesenta años y aún en el aire se sigue sintiendo ese olorcito a verdeo, ají y pimentón...

 

Campeonato

Facebook y Twitter El Fortín Salteño en Facebook  Salteño en Twitter

Pedidos on-line
Teléfono
Sucursales